Recomendaciones en comprar electrodomésticos online

domingo, 2 de febrero de 2014

Smartwatches, queda mucho por hacer

En nuestra opinión los conocidos ya como smartwatches son, de momento, un antojo. Estos móviles de pulsera dejan ver las notificaciones que llegan a nuestro smartphone, e incluso permiten la utilización de algunas apps y responder a las llamadas.

Smartwatches

No obstante, su limitación más importante es que necesitan que nuestro teléfono móvil se encuentre cerca (a más de 10 metros dejan de funcionar), lo que hace que pierdan la mayor parte de su utilidad.

Recientemente hemos podido leer sobre la salida al mercado del Samsung Galaxy Gear, el primer reloj inteligente de la marca coreana, pero no es el primer dispositivo de estas características que vemos en el mercado (anteriormente ya aparecieron el Pebble, el Sony Smartwatch, el I’m Watch o el Cookoo Watch), ni tampoco va a ser el último, ya que están por llegar, entre otros, los modelos de Apple y Google.

Características generales de los smartwatches


Desventajas

Como hemos señalado anteriormente, los smartwatches no son dispositivos que puedan funcionar por sí solos ya que la gran mayoría de sus funciones requieren que estén conectados por bluetooth al smartphone, y este tipo de conexiones no funcionan más allá de los 14 metros (siendo lo normal es que a partir de 10 metros la conexión bluetooth se pierda).

Otro inconveniente es que las baterías de estos dispositivos suelen durar muy poco. Algunos modelos, con el objeto de ahorrar batería, apagan su pantalla táctil automáticamente, pero tener que tocar el reloj para ver la hora no parece muy funcional.

Utilidad de los smartwatches

No obstante no todo son desventajas, también ofrecen algunas funcionalidades interesantes.

La funcionalidad más importante de estos dispositivos, aparte obviamente de dar la hora, es que permiten recibir las notificaciones y avisos que llegan a nuestro smartphone y, con excepción del Cookoo, también leerlas. En este sentido conviene saber que cada modelo tiene diferentes problemas de compatibilidad con distintas aplicaciones como Whatsapp (no compatible con el Sony, el I’m Watch y el Cookoo), Twitter (no compatible con el Pebble) o el email (no compatible con el I’m Watch). El único que no parece tener limitaciones en este sentido es el Samsung.

Todos los modelos mencionados, con excepción del Cookoo que en nuestra opinión tiene poco de smartwatch, permiten contestar las llamadas que llegan a nuestro teléfono inteligente. El Pebble y el Sony requieren conectar unos auriculares inalámbricos, mientras que el Samsung y el I’m Watch incorporan su propio altavoz y micrófono pudiendo hablar directamente a través de ellos al estilo de un auténtico agente secreto.

Otra interesante funcionalidad es la posibilidad de reproducir la música almacenada en el móvil y, con excepción del Cookoo, la descarga de apps específicas para estos dispositivos como por ejemplo Runtastic.

El Samsung también incorpora cámara de fotos y vídeo, aunque lógicamente la calidad de las fotos no se puede comparar con las que puede realizar un smartphone. Su utilidad se limita a poder hacer fotos o grabar a alguien de forma inadvertida.

En conclusión, si sois unos apasionados de la tecnología y de los gadgets, tener un smartwatch puede resultaros atractivo, no obstante debéis saber que a estos dispositivos inteligentes les queda todavía mucho por mejorar.

0 comentarios:

Más opciones para comprar electrodomésticos y electrónica