Recomendaciones en comprar electrodomésticos online

viernes, 13 de abril de 2018

Ventajas de las pilas recargables frente a las alcalinas

En nuestros hogares existen numerosos pequeños aparatos eléctricos -despertadores, cámaras fotográficas, teléfonos inalámbricos, mandos de consolas, etcétera- que para ser alimentados necesitan el uso de pilas. Lo cierto es que utilizar pilas alcalinas de un solo uso suele resultar bastante caro.

Pilas recargables en cargador

En estos casos resulta mucho más adecuado utilizar pilas recargables ya que, aunque cuestan el triple que las alcalinas, duran doscientas veces más. Las pilas recargables más duraderas son las que almacenan menos energía, por eso recomendamos el uso de pilas que ronden aproximadamente los 2.000 mAh. Estas pilas pueden durarnos hasta cuatro años a pleno rendimiento con un consumo continuado y exigente como puede ser el de una radio-despertador, todo ello con un coste de poco más de un euro.

Ventajas de las pilas recargables


Aparte de la durabilidad ya mencionada, la pilas recargable también ofrecen una potencia superior a la de sus homólogas alcalinas de 2.500 mAh. Esto es fácil de percibir en aparatos eléctricos como flashes o linternas ya que la luz que arrojan es claramente más potente.

Además, aunque tradicionalmente la gente piensa que las pilas recargables son muy caras, lo cierto es que su precio ha descendido mucho con respecto a lo que se pagaba por ellas hace cinco años. Ahora es posible encontrar paquetes de pilas recargables desde tan solo cinco euros.

Por otro lado, su impacto ecológico es mucho menor ya que durante la vida útil de una pila recargable ésta puede producir la energía equivalente a doscientas pilas alcalinas de un solo uso.

Desventajas de las pilas recargables


Resulta evidente que la principal desventaja de las pilas recargables es que hay que cargarlas, y que los tiempos de carga suelen ser de algo más de dos horas dependiendo del tipo de cargador. Más adelante hablaremos sobre los tres tipos de cargadores existentes en el mercado.

Otra desventaja es que el riesgo de cortocircuito, aunque muy pequeño, es algo superior al de las pilas alcalinas. Esto supone que su uso no sea aconsejable en juguetes eléctricos.

Tampoco es recomendable utilizar pilas recargables en elementos de muy bajo consumo como pueden ser los mandos a distancia, ya que en estos casos una pila alcalina dura años.

Marcar de pilas recargables recomendadas


Diferentes estudios realizados sobre pilas recargables han destacado dos marcas de pilas recargables frente al resto: Carrefour HR6 2000 mAh y GP ReCyko+ 2000 mAh.

Tipos de cargadores de pilas recargables


En el mercado podemos encontrar tres tipos de cargadores de pilas recargables:
  • Con control de voltaje: en nuestra opinión los más recomendables. Disponen de tres indicadores led que muestran si el aparato está conectado, si la pila ha sido colocada con la polaridad correcta y si la carga ha terminado. Son cargadores seguros y eficientes que se pueden encontrar por aproximadamente unos quince euros.
  • Cargadores solares: utilizan paneles fotovoltaicos para cargar las pilas. Su principal problema es que las recargas pueden durar hasta ocho horas. En el lado positivo está el hecho de que su eficiencia es ilimitada ya que no consumen electricidad. Se pueden encontrar desde treinta euros.
  • Cargadores multipila: cargan también las pilas alcalinas aunque dichas pilas no suelen superar más allá de las nueve recargas y nunca se recargan al cien por cien. Para que funcione la recarga de una pila alcalina ésta no debe estar totalmente descargada. El precio suele ser superior a los cuarenta euros.

0 comentarios:

Más opciones para comprar electrodomésticos y electrónica